Infojus Noticias

15 de Marzo 2016 - 14:23 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
29-1-2016|9:30|Lesa Humanidad Nacionales
Córdoba

Megajuicio La Perla: la fiscalía continúa con sus alegatos

Ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1, de Córdoba, exponen por 716 víctimas. El martes próximo se estima que pedirán las penas par los imputados. En las últimas audiencias, se hizo alusión a las historias de José Alfredo Duarte, militante de la Juventud Peronista; Marcelo Tello Biscayart, delegado del gremio de la madera; y la familia Vaca Narvaja, entre otras.

Por: Infojus Noticias

Una serie de casos referida a víctimas de la represión antes del golpe militar de 1976. Secuestros, detenciones ilegales, torturas y asesinatos. El megajuicio de “La Perla”, en Córdoba, continuó con la exposición de los fiscales, quienes el martes próximo se estima que pedirán las penas para los imputados. Al retomar las audiencias continuará con su exposición la fiscal Virginia Miguel Carmona y luego hará lo propio su par, Rafael Vehils Ruiz.

José Alfredo Duarte, militante de la Juventud Peronista, tenía 26 años y trabajaba en la Universidad de Río Cuarto. “Con fecha no determinada con exactitud pero que podría ubicarse durante los primeros días de marzo de 1976, efectivos pertenecientes a fuerzas de seguridad lo habrían aprehendido cuando se encontraba frente a la casa de Ramón Martínez, para luego trasladarlo a las instalaciones del centro clandestino La Ribera”, expusieron los fiscales. Duarte fue torturado y posteriormente asesinado, y sus restos aún siguen sin aparecer.

Por su parte, Marcelo Tello Biscayart tenía 30 años. Casado, con una hija, era docente y delegado del gremio de la madera. El 9 de marzo de 1976, aproximadamente a las 10.30, irrumpieron en su domicilio, en calle Rivera Indarte 734, y lo secuestraron. Fue trasladado a La Ribera, donde fue asesinado en circunstancias que no han podido precisarse.

Otro de los casos resonantes fue el  Miguel Hugo Vaca Narvaja. Abogado, de 60 años, fue detenido de su domicilio el 10 de marzo de 1976 por supuestos agentes de la Policía Federal. Lo condujeron hacia alguna de las dependencias pertenecientes al Ejército destinadas a “labores de inteligencia referidas a la lucha contra la subversión”. Allí, lo torturaron con distintos métodos:  asfixia, submarinos, mojarrita, golpes con palos, picanas, quemaduras de cigarrillo, vejaciones sexuales. Al poco tiempo, lo asesinaron. El fiscal Facundo Trotta hizo alusión al exilio que toda la familia Vaca Narvaja se vio obligada a sufrir por la persecución a la que estaban sometidos.  

También se trataron, entre otras, las historias de Carlos Allende y María del Carmen Bosco. Allende era obrero metalmecánico y trabajaba en Industrias Kaiser Argentina - Renault. Además, estudiaba Derecho en la Universidad Nacional de Córdoba y militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores. Fue secuestrado junto a su esposa María del Carmen Del Bosco, embarazada de dos meses, en la madrugada del 15 de diciembre de 1975 de su casa en Barrio Empalme. Permaneció cautivo en “Campo de la Ribera” y posteriormente en “La Perla”. Tenía 24 años. Aún continúa desaparecido.

Todos los hechos sucedieron bajo el mando del general Luciano Benjamín Menéndez, y las órdenes fueron retransmitidas a cada cuerpo a través de sus mandos naturales, personal civil y militar perteneciente al Destacamento de Inteligencia 141. Entre los jefes y subjefes que participaron de las acciones se encontraban Luis Gustavo Diedrichs, en su carácter de Jefe de la Primera Sección; Carlos Alberto Díaz; Héctor Pedro Vergéz; José Hugo Herrera; Emilio Morard; Arnoldo José López; y Ricardo Alberto Ramón Lardone, junto a miembros del Departamento Informaciones Policiales (D2) de la Policía de la provincia de Córdoba, como Carlos Alfredo Yanicelli, Herminio Jesús Anton, Yamil Jabour, Calixto Luis Flores y  Juan Eduardo Ramón Molina, entre otros.

La megacausa La Perla, cuyo juicio comenzó el 4 de diciembre de 2012, tiene 44 imputados, entre ellos, el represor Luciano Benjamín Menéndez, y está compuesta por 20 expedientes, con 716 víctimas de la cuales 279 son desaparecidos, 71 asesinatos –cuyos cuerpos fueron recuperados–, 13 detenidos políticos –muertos en sesiones de torturas– y un menor sustraído.

Respecto de la situación de ese menor, se trata del primer caso que se juzga en Córdoba y se refiere al nieto de la titular de la filial Córdoba de Abuelas de Plaza de Mayo, Sonia Torres, cuya hija, Silvina Parodi de Orozco, fue secuestrada junto a su esposo Daniel el 26 de marzo de 1976 y ambos permanecen desaparecidos.

El fiscal Trotta estimó que hasta fines de abril estarán con las conclusiones de la fiscalía y en julio o a fines de junio podría dictarse la sentencia, fecha que también fue estimada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°  1, de Córdoba.

Relacionadas