Infojus Noticias

15 de Marzo 2016 - 20:45 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
18-1-2016|20:26|Aniversario Nacionales
Aniversario

Un acto con cientos de velas encendidas y un reclamo de Justicia

A un año del fallecimiento del fiscal de la UFI AMIA, Alberto Nisman, se realizó un acto en su memoria en la plaza Alemania, convocada por la DAIA. Entre los funcionarios presentes, estuvo el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien señaló que resulta vital que la Justicia “actúe con independencia y dé las respuestas pendientes”.

  • Fotos: Juan Ignacio Calcagno
Por: Infojus Noticias

Las velas encendidas fueron el corolario de la conmemoración del primer aniversario de la muerte del ex fiscal de la UFI AMIA, Alberto Nisman. Faltaban minutos para las 20 cuando el titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Ariel Cohen Sabban, terminó con su discurso e invitó a los presentes a levantar las velas. El escenario del acto fue la plaza Alemania, ubicada en avenida Del Libertador y Scalabrini Ortíz, bajo la consigna “Velas por Nisman, a un año de su muerte la sociedad argentina reclama justicia". La convocatoria fue realizada por la DAIA y contó con la adhesión del ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano. El fiscal Nisman apareció muerto de un balazo en la cabeza, en el baño de su departamento en Puerto Madero, cuatro días después de haber denunciado a la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y a varios otros funcionarios por el supuesto  encubrimiento de los iraníes en la causa por la explosión de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). La investigación judicial todavía no pudo establecer en qué circunstancias se produjo la muerte del fiscal, que tenía a su lado un arma calibre 22.

“Fue un acto muy importante para la sociedad y dejó de manifiesto que la sociedad en su conjunto entiende que este magnicidio impacta en el corazón de la democracia y es menester que la Justicia actúe con independencia y dé las respuestas pendientes”, dijo a Infojus Noticias Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de la Nación, presente en el acto. El funcionario hizo hincapié en la “tranquilidad que otorga la Justicia cuando da respuestas” y resaltó la importancia del clima “de esperanza muy fuerte” que se está viviendo entorno al caso, a partir de las medidas que se vienen tomando como la “liberación del memorándum, el cambio de mando en la investigación (que fue reasumida por la jueza Fabiana Palmaghini), la constitución de la Comisión especial, incluida la causa Nisman”, enumeró. El secretario de Derechos Humanos consideró que son “señales muy fuertes”, que dan más “fortaleza para reclamar sin temores, sin presiones”.

Las cientos de personas reunidas bajo la arboleda de la plaza, que estaba rodeada por un fuerte operativo de seguridad,  aplaudieron a los diferentes funcionarios que asistieron al acto como la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso y el propio Avruj. También estuvieron presentes los embajadores de Israel, Francia, Alemania, República Checa y el vice embajador de Estados Unidos. Al acto, además, asistió Sara Garfunkel, la madre del fallecido fiscal. La mujer fue aplaudida cuando llegó al lugar, apenas pasadas las 18, y cuando fue nombrada desde el escenario.

La primera oradora del acto fue Marcela Arroyo, tía de Iara y Kala Nisman, las hijas de Nisman que fueron recibidas por el presidente, Mauricio Macri. La mujer leyó una carta hecha por Iara y Kala, en la que agradecieron el apoyo de las personas y expresaron que querían recordarlo “de un modo feliz”.  

Los oradores

Después, fue el turno del periodista Joaquín Morales Solá, quien comenzó diciendo que, según su convicción, se estaba “a un año del asesinato del fiscal”. En ese marco, el periodista aseguró: “Lo mataron tres veces, la segunda fue cuando lo calumniaron y la tercera fue cuando algunos jueces rechazaron investigar la gravísima denuncia contra el gobierno de entonces”.

Morales Solá agregó que “las fuerzas de seguridad actuaron como en una comedia de enredos” e  insistió: “Alguien, en algún lugar, ordenó matar a Nisman horas antes de que expusiera sus pruebas ante el Congreso”. El periodista recordó que, 48 horas antes de la muerte de Nisman, habló con el fiscal y lo notó “entusiasmado y seguro. Por eso digo que fue un crimen, no un suicidio”, completó. Los gritos de “Justicia” se replicaron entre el público.

Tras Morales Solá fue el turno del fiscal general y vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Sáenz, quien se refirió a Nisman como un hombre de “sueños y proyectos, como todos nosotros”, que trabajó “duramente para esclarecer el atentado” y que “amaba a sus hijas”. Luego de los aplausos, Sáenz aseguró que Nisman “encontró la muerte en su trabajo como fiscal” y destacó su labor, las cédulas de Interpol, los pedidos de captura, y el “incomprensible memorándum con Irán”.

Tras el acto y en diálogo con esta agencia, Sáenz volvió a insistir en la imposibilidad de escindir la “denuncia que había presentado (Nisman) cuatro días antes de su muerte”; recordó cómo se sintió aquella madrugada y resaltó las diferencias entre los dos gobiernos. “La diferencia es abismal”, aseguró y precisó que mientras el anterior gobierno se encargó de “denostarlo y entorpecer la investigación”, ayer “un presidente recibió a sus hijas a un año de su muerte”, en relación al encuentro que tuvo lugar en la residencia “Los Abrojos”. También se refirió positivamente al “pack de medidas que se pidió” entorno del caso y enumeró, entre otros puntos, “el pronunciamiento sobre la inconstitucionalidad del memorándum de entendimiento con Irán, la ampliación de la unidad de apoyo a la investigación del atentado a la AMIA del Ministerio de Justicia, que ahora incluye la causa de la muerte de Nisman, la desclasificación de los archivos”. Un tándem que, expresó, brinda un escenario más “esperanzador”.

El cierre del acto estuvo a cargo de Cohen Sabban, quien en varios momentos habló en nombre de los “40 millones de argentinos”. Dijo querer saber “¿quién y cómo disparó el arma” y lanzó una de las frases más aplaudidas al afirmar: “No queremos que Nisman sea la víctima 86”. Pidió levantar las velas y pidió Justicia por las víctimas del atentado a la Embajada de Israel, del atentado a la AMIA/DAIA, y por el doctor Alberto Nisman; que su muerte “no haya sido en vano”, deseó.

La palabra de la comunidad judía

“Desde la AMIA queremos reconocer y homenajear el trabajo de Alberto Nisman en los diez años que estuvo frente de la investigación del atentado y honrar su memoria”, señaló hoy el presidente de la mutual israelita, Ralph Thomas Sagies, a la Agencia Judía de Noticias (AJN). Por su parte, y al mismo medio, la embajadora de Israel en Argentina, Dorit Shavit, aseguró: “Saber qué paso con el fiscal es un derecho de su familia y de todas las personas”.

Relacionadas