Infojus Noticias

14 de Marzo 2016 - 19:45 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
28-1-2016|9:45|Derechos Humanos Claudio AvrujEntrevistas
Entrevista

“Memoria, verdad, justicia y educación son centrales para la gestión”

La última semana de enero, lla Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación realizó un acto por el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto. En diálogo con Infojus Noticias, el secretario Claudio Avruj hizo mención a la actividad, los ejes de su gestión, sus planes para los espacios y sitios de memoria y sus objetivos a futuro.

  • Fotos: Juan Ignacio Calcagno
Por: Infojus Noticias

La última semana de enero, la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación realizó un acto por el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, junto al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, el Ministerio de Educación y Deportes y el Capítulo Argentino de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto. El secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, dialogó con Infojus Noticias sobre el sentido del evento, sus ejes de gestión, su opinión sobre los juicios de lesa humanidad, la importancia de los espacios de memoria y los desafíos a futuro: “Una política de derechos humanos basada en el encuentro, el diálogo y el pluralismo”, precisó.

–¿Qué significó la conmemoración del Holocausto este año?

–Se inauguró el Monumento a las víctimas y mártires del Holocausto, un monumento que fue aprobado por ley en 1995, para el que se llamó a concurso en 2009. Se construyó el año pasado y finalmente, 20 años después, se inauguró. También hicimos lo mismo con el Paseo de los justos: 27 placas que recuerdan a los justos entre las naciones, aquellos hombres de distintas nacionalidades que arriesgaron su vida por salvar judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue un acto importante, masivo, con la presencia de integrantes de la comunidad judía, funcionarios de gobierno sobrevivientes y el resto de la sociedad argentina a la que invitamos para que nos acompañe.

–La Secretaría de Derechos Humanos amplió su nombre, que ahora incluye Pluralismo Cultural. ¿Qué significa este cambio?

–Representa el cambio de paradigma que estamos llevando a cabo. Esto lo hemos hecho en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y ha sido reconocido por organismos internacionales por una mirada de avanzada en la agenda del presente y el futuro de derechos humanos, que queremos. La Argentina es emblemática justamente por ser un mosaico de identidades. Nosotros vamos por ese concepto en contraposición del que nos enseñaron: ser “un crisol de razas”. Un crisol es un aparato donde se meten distintas partículas, se mezclan, cada partícula pierde su identidad y nace algo nuevo. Ese modelo falló, por la fuerza de la verdad. Nosotros proponemos un mosaico: un mosaico brilla porque brillan todas sus partes. Tenemos un país que es rico y reconocido por su diversidad religiosa y su diversidad cultural, que tiene que ver con las distintas corrientes migratorias y el encuentro con la identidad propia de los pueblos originarios. El pluralismo se centra en eso: fomentar, trabajar, incluir y, de esa manera, bajar los índices de discriminación que, tenemos que reconocer, todavía existen en nuestro país.

– En diversas entrevistas dijo que los juicios de lesa humanidad deben continuar…

– El programa de trabajo en la Secretaria está consensuado y alineado con una línea política de gobierno nacional. El presidente de la Nación fue muy claro al día siguiente de asumir donde expreso públicamente que los juicios de lesa humanidad continúan y que no va a ver ningún cambio de política. Dicho esto, nosotros decimos que la Justicia debe ser independiente y el Estado tiene que garantizar que esa justicia sea realmente independiente. A la vez, hay que dotarla de todos los elementos para que esa Justicia llegue, porque la que no llega no es justicia. Lo que nosotros tenemos que propender es que los juicios de lesa humanidad que están en marcha se lleven a cabo, se terminen y cuando resulten las condenas, los condenados cumplan su castigo. En esto es indudable la posición del gobierno nacional, que va más allá de las posiciones, de las  personas, de quien habla y del presidente de la Nación. Es una política de Estado.

– En las últimas semanas también trascendió la noticia de una reunión con la organización Celtyv (Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas). ¿La Secretaría va a escuchar el reclamo de todas las voces que se le acerquen?

– Venimos a trabajar una política de derechos humanos basada en el encuentro, el diálogo y el pluralismo. Este diálogo incluye hablar con todo el mundo y, fundamentalmente, atender los pedidos que tienen que ver con los derechos humanos, inclusive con aquellos en los que en algunos puntos no vamos a estar de acuerdo. Hay un límite: nosotros no vamos a dar lugar a aquellas organizaciones que, a priori, nos planteen su defensa del terrorismo de Estado, aquellas que renieguen de ese pasado o aquellas instituciones que lo vengan a defender. Ahí está el límite que no vamos a atravesar. Sabemos que la reunión que hemos mantenido con la asociación de familiares y amigos de víctimas civiles del terrorismo ha generado tensión, la vida política se sostiene en tensiones. Pero somos transparentes, ha sido una reunión pública en la sede de la Secretaría y ellos han planteado sus problemáticas, que tenían que ver con la invisibilización que se dio en estos cuarenta años a las víctimas civiles de terrorismo, que ellos consideran que deben ser tenidas en cuenta. Este fue el diálogo, hemos recibido el reclamo y esto ha sido todo. Pero vuelvo a decir, no están en duda los juicios de lesa humanidad y hay límites éticos, morales y políticos que no vamos a atravesar.

– ¿Las autoridades nombradas en el Espacio Memoria tienen que ver con la nueva etapa de actividades?

– En esta posición que acabo de comentar, de privilegiar el trabajo, entendemos que el equipo es lo más importante. Tenemos la potestad de nombrar a los funcionarios y lo hemos hecho en el Archivo de la Memoria, con Gustavo Peters Castro, una persona muy comprometida con los derechos humanos, con una trayectoria propia y muy rica en la militancia. Es muy conocido en el ámbito del peronismo y viene trabajando con nosotros desde hace tiempo. Por su compromiso con los derechos humanos y con el ente, va a garantizar un trabajo muy serio y profundo, de acuerdo a los objetivos que nos propusimos. Como director del Centro Haroldo Conti hemos designado a Alex Kurland, que es un director de teatro conocido, que viene de la izquierda política, tiene muchísima sensibilidad y es reconocido en los ámbitos culturales, con lo cual está todo dado para poder continuar y profundizar lo bueno que se hizo.

– Hay un lema que es Memoria, Verdad y Justicia. ¿Le querría agregar algo para lo que viene en política de derechos humanos y pluralidad?

– Memoria, Verdad y Justicia es un lema que hago propio y defiendo. Pienso que memoria, verdad, justicia y educación son fundamentales para el objetivo que tenemos, que es unir a los argentinos. De esa dirección, no nos vamos a apartar.

Relacionadas